El modelo CMYK está basado en la teoría sustractiva del color, es usado para definir tintas (filtros) para la impresión. El Negro (Key) que se le añade a la teoría sustractiva, es la total ausencia de color (y luz) y se usa para corregir las deficiencias (impurezas) de las tintas usadas en la impresión.

Sus coordenadas (C, M, Y, K) indican el filtrado relativo de los colores absorbidos por el filtro, Cian absorbe rojo, Magenta absorbe verde y amarillo absorbe azul. Pudiendo ir el nivel de absorción desde 0 a 100 (indicando el porcentaje de color absorbido).

CMYK es un espacio dependiente de los pigmentos (tintas) que se utilicen, las mismas coordenadas daran diferentes colores con distintas tintas.

Tanto el sistema RGB com el CMYK no son capaces de reproducir o describir todo el rango visual de los colores (colores que son percibidas por el hombre), incluso el sistema CMYK no llega a describir todo el espacio RGB.

La colorimetría es la ciencia encargada de la medición del color determinándolo a través de valores.

Las mediciones se hacen mediante un colorímetro. Se han buscado muchos sistemas de ordenación de los colores, el técnico de artes gráficas Hickethier superpuso diez cartas cromáticas para formar un cubo logrando especificar 1000 colores mediante gradaciones de un 10% de los valores tonales de la trama del cian, magenta y amarillo. Pero los resultados obtenidos no fueron buenos, ya que había gran variedad del original con el impreso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llamar