Cuando comparamos dos tonos con Lab, la diferencia de cromaticidad entre ellos se llama incremento de error o delta E. Se determina la desviación de tono con respecto a la muestra. Es un valor que los colorímetros aportan de forma automática y se consigue aplicando dos veces el teorema de Pitágoras.

Por lo tanto la fórmula para calcularlo es la siguiente:
E = (L)2+(a)2+(b)2
En general, se acepta en la industria gráfica un delta E inferior a tres.

El colorímetro mide a partir de los valores triestímulos apreciando el color como el ojo humano. Disponen de estándares definidos por CIE respecto a la fuente de luz.

Los componentes básicos de un colorímetro son:

  • Sistema de iluminación: emite luz sobre la muestra.
  • Sistema de captación: una vez que la luz incide sobre la muestra los filtros captan señales cromáticas.
  • Sistema de procesado: se transforman las señales en componentes eléctricos, obteniendo un valor de la muestra.

La espectrofotometría consiste en obtener las gráficas espectrales de una muestra. Es el sistema más utilizado para controlar la calidad cromática del pigmento en las fábricas de tintas, pero cada vez se utiliza más para controlar la reproducción.

Las gráficas espectrofotométricas se determinan por un sistema de coordenadas, donde en el eje horizontal se determina la longitud de onda y en el vertical los valores de transmisión. Las gráficas espectrales aporta datos sobre la tonalidad, la saturación y la luminosidad.

Las gráficas de los colores básicos ideales en síntesis aditiva ocuparían cada una de ellas una zona de color, precisamente a la que pertenecen, pero los colores como consecuencia de sus impurezas las curvas tomarían zonas de los otros dos valores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llamar