La flexografía es un sistema de impresión en el que los elementos a imprimir están en altorrelieve en la forma impresora. Es también un sistema de impresión directo, ya que la imagen se transmite directamente de la forma impresora al sustrato.

Se diferencia de la tipografía en que la forma impresora es en este caso un polímero blando y se utilizan tintas líquidas. Además, la tinta no se transfiere directamente a la plancha, sino que existe un cilindro intermedio de transferencia, llamado Anilox.

Las ventajas de la flexografía son que es un procedimiento de impresión económico y rápido, que permite tirar a gran velocidad y, por tanto, tiradas grandes. Entre los inconvenientes, la calidad de impresión, aunque con la evolución constante de las impresoras la calidad de impresión ya se considera muy alta.

La flexografía se utiliza para la impresión de envases y embalajes.

El cliché flexo se obtiene al procesar la plancha flexo. Las zonas que componen un cliché flexo son:

  • Soporte
  • Fotopolímero
  • Talón
  • Relieve

Pero el procesado de plancha flexo es distinto, dependiendo del material que la compone. Hay dos tipos de plancha, que tienen diferente tipo de grabado:

  • Al solvente
  • Al agua

Una vez procesado el cliché flexo tiene la siguiente configuración:

  • Una Base endurecida (talón)
  • Un Relieve (altura de punto)

En función del espesor total del cliché, así es el grosor de estas dos capas. Hay diferentes tipos de espesor en función del tipo de impresión a realizar.

Máquinas flexográficas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llamar