Según la composición de las tintas, estas se clasifican en:

  • Tintas grasas
  • Tintas líquidas
  • Tintas UV

Composición general de las tintas:

Pigmentos
Sustancias insolubles molidas para formar un fino polvo capaz de dispersarse en el vehículo.
Se encargan de dar color a la tinta.
En general los pigmentos usados son de origen orgánico aunque sintetizados en laboratorio.
Según la tinta a fabricar y el método de impresión, así se eligen unos pigmentos u otros (contacto con el agua, aceites, alcoholes, grasas, jabones, etc.).
En general de los pigmentos se requiere que den el tono, luminosidad, intensidad, etc. y que sean estables a los agentes físicos y químicos.
Los pigmentos se clasifican según su color en: negros, blancos y coloreados.

Negros
Son los más usados. Los más conocidos son los producidos por la combustión incompleta de algunos líquidos o gases derivados del petróleo y que se les llama negros de humo.
Se les suele retocar con pequeñas cantidades de azul.

Blancos
Entre ellos destacan dos: Blancos opacos y Blancos transparentes.
Los opacos se emplean para cubrir superficies:

  • Se mezclan con otros pigmentos para dar mayor opacidad o para obtener tonos pastel.
  • Suelen dar problemas en la impresión offset.
  • Los blancos opacos más utilizados son inorgánicos como por ejemplo el Ti O2, SZn, SBa y ZnO.
    Los transparentes no reflejan la luz pues la dejan pasar a su través:
  • Se usan para rebajar el color y aclarar el tono de otras tintas.
  • Los más utilizados son: Hidrato de alúmina, Carbonato de magnesio, Carbonato cálcico y Blanco fijo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llamar